¿Qué es un Modelo de Naciones Unidas?

El Modelo de las Naciones Unidas (MUN) que vamos a realizar en el “Moñino” es una simulación parlamentaria del funcionamiento interno de las Naciones Unidas en el que participan estudiantes de diferentes niveles educativos. De hecho, lo harán en todos los cursos de la ESO y del bachillerato. Por primera vez en Extremadura se realiza una actividad de este tipo que esperamos se convierta en una estrategia educativa usual.

Pulsa en las imágenes para ir al blog o para ver las actividades del curso 2020-21

boton mun blog   boton badajozmun

¿Qué valor educativo tiene?

Se trata una herramienta educativa que busca promover los propósitos y principios de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) donde las y los estudiantes aprenden a la vez los contenidos de los problemas más acuciantes del mundo actual y la forma en que desde diferentes estamentos de la ONU se tratan dichos contenidos.

Entre los contenidos que se trabajan en el Modelo están los siguientes:

En algún caso, se puede establecer un Comité histórico, en el que se tratarán confictos del pasado en forma de recreación.

La forma en la que se desarrolla un Modelo de estas características representa el mayor reto al que se enfrenta la educación en la actualidad: el reto de renovarse, de mirar al mundo, de involucrar toda la comunidad educativa partiendo de los estudiantes, de incluir de forma total el entramado de las competencias educativas. Si podemos hablar de algún hándicap es el de la situación que vivimos a causa del virus que nos dificulta reunir en un mismo salón a estudiantes de diferentes niveles para tratar un mismo tema y tenemos que hacer en cada grupo un Comité sin estudiantes ni observadores externos.

¿Cómo se desarrolla la actividad?

Nuestros y nuestras estudiantes se reúnen simulando una conferencia internacional y asumiendo el papel de los diplomáticos que representan a sus países en los debates sobre los principales asuntos globales que se abordan en las diferentes comisiones y organismos especializados que conforman lo que se conoce como el Sistema de Naciones Unidas.

Como programa educativo, el MUN logra que los alumnos se involucren en un trabajo analítico del escenario mundial. Se convierten en embajadores de los Estados Miembros de la ONU y, por ello, los representan en los debates y negociaciones rumbo a la construcción de soluciones a los principales retos a los que nos enfrentamos como humanidad.

El trabajo que los estudiantes deben realizar comienza antes de asistir a la conferencia MUN ya que realizan una investigación profunda de los temas a discutir. Además, hay un trabajo previo sobre las reglas de procedimiento y el protocolo diplomático (protocolo en el lenguaje, en las formas de participar y en la vestimenta).

La visualización del proyecto implica ver como un aula puede funcionar perfectamente sin que los docentes tengan que estar presentes el día del proyecto, aunque estén como observadores externos pues ya se ha hecho un trabajo previo durante las diferentes capacitaciones. Por otro lado, la utilización de las plaquetas hace que la observación sea más dinámica y atractiva.

¿Qué competencias se trabajan?

Estos ejercicios académicos contribuyen de manera importante a la formación integral de los participantes ya que les ayuda a desarrollar habilidades como la oratoria, la capacidad de análisis, la redacción correcta de textos formales el discurso de apertura, las resoluciones, el arte de negociar con aliados y adversarios, el diseño de estrategias y la búsqueda de la cooperación y el consenso para enfrentar grandes retos… Es decir, se trabajan todas las competencias educativas. Además, al vivir este tipo de experiencias se convierten en ciudadanos globales comprometidos con diversas causas y decididos a transformar las realidades con las que no están de acuerdo. Son capaces de conocer la opinión del otro y llegar, de forma razonada y autónoma, a encontrar las mejores soluciones.

Un MUN acerca el trabajo diplomático y los asuntos internacionales e implica un proceso cognitivo fundamentado en valores primordiales como la tolerancia, el respeto, la solidaridad y la empatía.

Además, promueve la democracia, la igualdad de oportunidades, la equidad de género y el estudio de los temas desde un enfoque multidisciplinario que permite la generación de argumentos sólidos, convincentes y persuasivos que les conduzcan al alcanzar el consenso sobre sus propuestas y proyectos de resolución respecto al conflicto o problemática que están atendiendo.

Cabe subrayar que los MUN también preparan a los jóvenes para ocupar espacios en los foros y plataformas reales de negociación y toma de decisiones. Y los estudiantes son informados de las oportunidades para ello.